Spanish English

El origen del Acné se debe a la acumulación de grasa y piel muerta en los folículos capilares de la piel y a la acción de las bacterias sobre esta grasa y células muertas acumuladas.
Cada folículo está conectado a una glándula sebácea. Las glándulas sebáceas producen sebo para lubricar la piel y el pelo.
Cuando la glándula sebácea segrega más sebo (grasa) de lo habitual, normalmente como consecuencia de algún desajuste hormonal, puede llegar a tapar el folículo.

Cuando este folículo tapado entra en contacto con determinadas bacterias, se puede infectar, convirtiéndose en un grano infectado. Esto provoca que se tapen los poros y se formen los conocidos granos o forúnculos.

El acné deja a muchas personas marcadas con cicatrices antiestéticas, que en muchos jóvenes y adolescentes causan traumas e inseguridad.

Las nuevas tecnologías láser ofrecen tratamientos con diversos tipos de láseres no ablativos y permiten mejorar las cicatrices del acné.
Si eres un adolescente, es muy posible que tengas algo de acné. Aproximadamente ocho de cada 10 adolescentes tienen acné, así como también muchos adultos.

El acné es algo tan común, que tenerlo se considera parte normal de la pubertad. Pero el solo hecho de saber esto no siempre sirve cuando al mirarte en el espejo descubres un enorme grano. Afortunadamente, informarte sobre el acné y tomar algunas medidas sencillas al respecto puede ayudarte a sentirte mejor.

¿Qué es lo que causa el acné?
El acné puede presentarse también  por comer comidas grasosas como papas fritas o pizza, ser adicto al chocolate o beber gaseosas. Y el estrés generalmente  en los adolescentes puede empeorar el acné existente, ya que la angustia y la tensión puede aumentar la producción de sebo).
El sol no ayuda a combatir el acné. Aunque un bronceado solar puede hacer que el acné parezca menos serio temporariamente, no va a ayudar a que éste desaparezca permanentemente. Y de todos modos, tomar demasiado sol no es una buena idea, porque es causa directa de una hiperpigmentación de la piel y además causante de arrugas y cáncer de piel. Así que no te arriesgues absorbiendo esos rayos, ya sean del sol o de una cama solar, en un esfuerzo por ayudar a mejorar tu piel.

¿Qué puedo hacer para evitar/combatir el acné?
Como ayuda para evitar la acumulación de grasa que puede provocar el acné, lávate la cara dos veces al día con jabón y agua tibia. No te frotes fuertemente la cara con una toalla, ya que el acné no puede quitarse restregándolo; de hecho, lo empeorarías irritando la piel y los poros. Trata de limpiarte la cara lo más delicadamente que puedas.
Si usas maquillaje o pantalla solar, asegúrate de que en la etiqueta diga "no contiene aceite", "no comedogénico" o "no produce acné". Esto significa que no va a obstruir los poros ni producir acné. Y cuando te laves la cara, asegúrate de dedicar suficiente tiempo a quitarte todo el maquillaje.
Si usas fijadores en aerosol o gel para el cabello, trata de que al aplicarlos no entren en contacto con la cara, ya que éstos también pueden obstruir los poros. Si tienes el cabello largo y te toca la cara, asegúrate de lavártela con bastante frecuencia para impedir que entre en contacto con el aceite del pelo. Y si después de clases tienes un trabajo en el que estás en contacto con aceites, por ejemplo, un restaurante de comida rápida o una estación de gasolina, lávate siempre bien la cara cuando llegues a tu casa. También lávate la cara después de hacer ejercicios físicos.

En Cosmédica tenemos el tratamiento ideal para el tipo de Acné que presentas. La Dra Grissel Mayén te realizará tu evaluación correspondiente y te dará consejos muy acertados para que te motiven a cuidarte y así a incrementar tu Autoestima.
Podremos ofrecerte desde tratamientos sencillos que puedes aplicarte en la comodidad de tu hogar, o tratamientos en que sea necesario acudir  una vez por semana o diario a Cosmédica, dependiendo del estado de tu piel.